Share this place facebook

11 Puntos Claves para una Buena Puesta en Escena

El ABC del home staging

Ya vimos que el home staging es una técnica de marketing que muestra al posible comprador todo el potencial de la vivienda a través del mejoramiento estético de la misma. En otras palabras, es poner bonita la casa para que resulte más atractiva, más fácil de vender y a un mejor precio.

 

A continuación, vamos a repasar 11 ideas que te pueden servir para poner en práctica esta herramienta:

 

Adiós manchas

 

Aunque pueda parecer obvio, el primer paso en el home staging es hacer una buena limpieza a fondo. Esto va más allá de quitar el polvo y limpiar las ventanas: se deben dejar los interruptores muy limpios y los grifos relucientes. Esta parte incluye interiores y exteriores de una propiedad. Además, hay que considerar llevar a cabo pequeñas reparaciones, como arreglar las llaves que goteen, las puertas que rechinan y cambiar las jaladeras y perillas.

 

Despersonaliza

 

Un posible comprador quiere visualizar su vida en esa vivienda, no conocer la de los propietarios anteriores. Por eso deben retirarse todas las fotos personales, imanes de la nevera, recuerdos de viaje y la mayor parte de los objetos de decoración. Despejar especialmente la sala, la cocina y el baño de accesorios personales es un requisito básico antes de una sesión fotográfica o de una visita inmobiliaria.

 

Crea la mejor primera impresión

 

Los expertos en home staging tienen en mente que la opinión de una casa se forma en los primeros 15 segundos de una visita. Por eso, es imprescindible cuidar al máximo qué es lo primero que se ve al entrar y la imagen que se recibe desde la puerta de cada habitación.

 

Minimiza, menos es más

El objetivo es que el comprador tenga una imagen real de cómo queda la casa amueblada, pero que también pueda maginar sus propios objetos en ese espacio. Para ello, la clave está en simplificar: quitar todo lo que sobra, especialmente en la recámara, donde suele haber demasiados muebles. Además, debes asegurarte que hay espacio suficiente para que se pueda realizar la visita sin estrecheces, teniendo en cuenta que la idea es inspeccionar todos los rincones de la casa.

 

Ordena los clósets

Los espacios de almacenamiento son un factor importante para el comprador, por lo que es lógico que quiera inspeccionarlos al detalle. Si la vivienda está vacía, es importante que estén perfectamente limpios. Si está habitada, hay que procurar mostrarlos lo más ordenados posibles y con algunos espacios vacíos para dar la sensación de amplitud.

 

Usa colores y estilos neutros

Para gustos, los colores; pero para vender una casa, mejor usar tonos neutros. Una vivienda a la venta debe resultar atractiva para todo tipo de público independientemente de sus preferencias personales y los colores estridentes harán que se pierda de vista el resto de factores. Lo ideal es poder pintar la casa de blanco o de colores claros y elegir muebles de líneas rectas y que destaquen poco.

 

Utiliza textiles

Si no se puede invertir en muebles nuevos, los textiles pueden ser un buen aliado para cambiar el aspecto de una casa. Las telas y los cojines ayudan a neutralizar sillones y sofás, además existen opciones muy económicas para actualizar las cortinas. Por lo que respecta a las camas, los expertos recomiendan mostrarlas siempre vestidas, nunca con el colchón a la vista y, de ser posible, con sábanas nuevas y de colores lisos y neutros. En el baño es recomendable contar con toallas limpias, de preferencia nuevas y blancas.

 

Cuida la iluminación y los olores

Una buena iluminación es básica, aparte de aprovechar al máximo la luz natural, cerciórate de que todos los focos de la vivienda funcionan, que ofrezcan una iluminación suficiente y agradable en cada estancia. También es importante poner atención a lo que no se ve. Es conveniente una buena ventilación para eliminar el olor a tabaco o a mascotas. Si es necesario, recurre a un aromatizante de fragancia suave. Si la casa todavía está ocupada, checa que los olores de la cocina no sean desagradables antes de hacer la visita.

 

Añade detalles

Un cesto con fruta fresca en la cocina o alguna planta en un rincón aportan un toque extra para mostrar el espacio más habitable. Resiste la tentación de hacer ver tu hogar demasiado cálido y caer en la exageración de montar una mesa o poner la bandeja del desayuno a los pies de la cama.

 

Considera opciones de lujo

En el sector de vivienda más alto hay que tener en cuenta un detalle añadido: la calidad de los muebles, y esta va en función del nivel adquisitivo del posible comprador. Los home stagers especializados en esta gama de inmuebles suelen recurrir al alquiler temporal de muebles e incluso al préstamo de alguna obra de arte.

 

Revisa los detalles de última hora

La primera visita a una vivienda es fundamental y debe cuidarse cada detalle con una inspección general en el último momento. Vaciar los basureros, bajar la tapa del inodoro y dejar algunas luces encendidas contribuirán a mejorar la primera impresión. Algunos home stagers sugieren poner música suave para ambientar la visita.

 

¿Estás listo para sobresalir?

Toma los cursos de la Academia ProTool de Vivanuncios, la primer Academia diseñada para que los Agentes Inmobiliarios aprendan marketing digital.

Anotate en un Curso