Share this place facebook

Home Staging: El Poder de una Buena “Puesta en Escena”

Home Staging: el poder de una buena “puesta en escena”

Home staging significa en español, la puesta en escena de una casa. Según lo define Barb Schwarz, la pionera de esta técnica de marketing nacida en Estados Unidos, se trata de pensar en una casa como en un producto.

 

Si antes de vender un coche lo lavas, lo enceras y le arreglas sus ‘detallitos’, ¿por qué no hacer lo mismo con un inmueble? Esta técnica de marketing muestra al posible comprador todo el potencial de la vivienda y le sitúa en un espacio acogedor en el que le es mucho más fácil imaginar su vida futura. El resultado son ventas más rápidas y con mejor precio.

El home staging se utiliza en Estados Unidos desde los años 70 y la técnica se ha extendido a otros países desde entonces. De ahí que ahora existan profesionales home stagers que se especializan en convertir propiedades vacías en la casa de tus sueños.

 

¿Cuándo recurrir al home staging?

 

Tapizados antiguos, cortinas raídas, cuarteaduras en las paredes y azulejos rotos: una auténtica película de terror para los compradores de casas. Sin embargo y por desgracia, es la realidad de muchos inmuebles en venta o en renta en México.

 

El home staging consiste en mejorar esos detalles para conseguir una buena impresión, tanto en las visitas, como en los anuncios. Todos sabemos la importancia de contar con buenas fotos en el sector inmobiliario pero, al final del día, una cámara no puede hacer milagros.

 

No existe una receta para el home staging. Una buena parte depende del instinto y el estilo del home stager, de las características de la vivienda y del perfil de posible comprador según la zona y el rango de precios. Aunque definitivamente sí existen unas cuantas reglas básicas para mejorar el aspecto de un inmueble: limpiar, pintar, despejar el espacio, realizar pequeñas reparaciones y crear ambientes en lugar de mostrar habitaciones vacías, supone una inversión que generalmente se recupera con creces.

 

Home staging para diferentes tipos de vivienda

 

Aunque esta técnica de marketing puede aplicarse casi en cualquier vivienda, los expertos recomiendan valorar la inversión, sobre todo en aquellos inmuebles en los que haya urgencia por vender o que lleven cierto tiempo en el mercado. El punto es cambiar la opción de bajar el precio, por otra mucho más rentable: mejorar su apariencia.

 

Esto es una buena opción en el caso de viviendas antiguas heredadas, pues entre varias personas pueden dividir el gasto, ponerla en renta y aumentar las ganancias. Cifras en Estados Unidos, indican que las viviendas con home staging se venden hasta ocho veces más rápido y por un precio hasta 20% más alto que las que se muestran vacías.

 

Las técnicas de home staging varían en función de diversos factores, dependen de si la vivienda todavía está ocupada; si se encuentra amueblada o no; o si es para rentar completamente equipada.

 

En el caso de los inmuebles con residentes, hay que adaptarse en la medida de lo posible a lo que ya se tiene. Si la casa está vacía, habrá que considerar incorporar muebles de manera temporal, una opción muy útil son los muebles de cartón. La presencia de muebles ayuda a hacerse una mejor idea del espacio disponible, ya que las casas vacías a menudo parecen más pequeñas de lo que son en realidad.

 

En la siguiente entrega, te daremos 11 consejos para que tu próxima venta sea más exitosa gracias al home staging.

 

¿Estás listo para sobresalir?

Toma los cursos de la Academia ProTool de Vivanuncios, la primer Academia diseñada para que los Agentes Inmobiliarios aprendan marketing digital.

Anotate en un Curso